jueves, junio 25, 2009



Tu sonrisa


Hay una sonrisa
que me entra
hasta los patios
de mi alma,
que encala de luz
las esquinas
de mi casa,
que deshiela
mis horas solitarias.

En las puertas del invierno
es mi brasa
y mi almohada.
Hay una sonrisa
que es la luna
de mis noches sin luna,
la presiento en la ventana.

Sólo hay una.
Por fin sé
que es la tuya.

3 comentarios:

Esmeralda Martí dijo...

Enhorabuena por reconocer esa sonrisa, por abrigarte en esa brasa, por cobijarte a la luz de una luna.
Poema lleno de paz. Se nota que estás de vacaciones. Disfrútalas.
Besitos

gaia56 dijo...

¡Ay, amiga, que precioso poema! Siempre que lo leo, te escucho leerlo me emociono.
Un beso muy fuerte.

Mª Jesús So dijo...

Sonrisas tras la celosía?

Felices vacaciones!

Besos