viernes, abril 12, 2013

Tanta memoria en las palabras


Raíces

Solar de tierra y tejas,
cansado de intemperie
y de helada en el aire,
me delata un pasado
que de pronto regresa.

Entre los cardos secos
y agonizantes restos de la vida
algo sucede aquí,
justo en el corazón de las raíces,
algo emerge esta tarde:
olor a heno y estiércol,
pan de leña y torrezno,
lentos pasos de vacas, demorados,
solemnes, como pasos de semana santa.

He entrado sin llamar,
no me recibió nadie
ni me hicieron preguntas,
miré por la rendija del invierno
que pudrió el cerezo alto,
me asomé a la ventana del verano
que desgajó el escaño viejo,
las sombras que no están
se alargan en el agua de mis ojos.

La intemperie voraz y lastimosa,
después de tanto tiempo
y de tanta orfandad,
aloja golondrinas y silencio.


9 comentarios:

Celsa dijo...

¡Que hermosura de poema! Me encanta porque no sólo lo entiendo, sino porque me lo haces sentir en carne propia, porque, quién no se ha asomando alguna vez a su ventana de verano? De verdad una delicia. Gracias por compartirlo.
Un beso.

gaia56 dijo...

Sí, Loli, estoy con Celsa es una delicia de poema, tiene el suave ritmo de tus pasos, casi robados, del silencio de la tierra.
Un beso.

Leonidas dijo...

Gracias por este recuerdo. Para mi es algo que va mucho mas lejos que un aniversario. Es algo intemporal o lo que no se le pueda dar plazos, fechas o cuentas en años. Casi, pienso, ha estado siempre ahí, con mis recuerdos de infancia en ese patio hoy vacio. Me gustaría que ese monumento de tejas apiladas, levantado en el medio de la nada, recordase el ayer lleno de vida y voces infantiles.
Gracias por emocionarnos.

Anónimo dijo...

es una sensación de soledad al ver esa foto... que un nudo en la garganta tengo al leerlo. ¡Cuanta vida hubo ahí y que bien lo dices!Por supuesto que me ha parecido maravillosa tu delicada poesia. Haces que sienta emoción y nostalgia e incluso pena, por no haber exprimido más el tiempo que nos dió la vida. Gracias por hacernos partícipes. Un beso de la que te sigue.








Pica dijo...

Transmites tanta tristeza con los versos, como con esa foto llena de recuerdos, de vida y tiempos pasados. Su lectura es una maravilla que solo los artistas sabéis hacer. Que suerte los que lo habéis conocido con sus protagonistas... yo solo lo he oído contar pero sintiéndolo lejos.
Un beso genio.

Mariadolcas dijo...

Gracias a vosotros por transmitirme las emociones.Tenía ganas de sentirlo así y de decirlo de ésta o de cualquier otra manera.
La intemperie es muy triste.
Un beso

Mariadolcas dijo...

bonito recuerdo,preciosa poesía, tendrás que recitarla el año que viene,

Anónimo dijo...

Maru cierro los ojos y toda esa intemperie de la foto la lleno de pasos, de voces, de risas, de sopas de ajo, de cocido, de yo no se.... yo tampoco.....!!!Que años y que suerte haberlos vivido. Gracias por tu emotivo y precioso poema. Un besico Mª Jesus

Asunción Castro González dijo...

Es tal la emoción que tú sentido poema me transmite que los ojos humedecidos no me dejan ver más que los recuerdos de "tantos juntos". Tanta austeridad,tantos trabajos,tantas anécdotas pero, que veranos más cortos se me hacían y que vacío dejabais al marchar.
Lo reflejas con tanta ternura que están presentes todos los miembros de aquella numerosa familia. Besos.Chonita

.