miércoles, enero 25, 2017

Rafa Nadal vuelve a ser grande

Como una bestia herida
 
Vertical latigazo
y parte el aire en dos mitades,
gesto bronco en la esquina del dolor,
herida abierta en cada gancho,
en cada golpe y giro de muñeca.

Revés en cada gota de sudor,
no cede la derecha ni la izquierda,
clava puños y dientes
en la diana del hueco.

Corre, ataca, defiende
tensando, flexionando
el músculo del brazo,
retrocede y avanza
machacando la tierra,
apretando los labios.

Muerde el polvo del límite,
pierde impulso su brazo,
sacudiendo la frente
rinde rodilla en suelo
como una bestia herida,
convierte el ocre en hierba
y su estrella en leyenda.

Rafa Nadal,
nunca bestia abatida.



No hay comentarios: