sábado, julio 08, 2006

Microrrelato


Mis veranos en Castilla

Hasta el sol busca la sombra en Castilla. Mientras la busco yo, recuerdo mis paseos por la arena mojada, las caricias de las olas que vienen mansas. No importa que el sol no salga, igual puedo disfrutar del mar y de las rocas que a veces salta. No da igual en Castilla, no podría pasear en bicicleta, contemplar las encinas....y los colores que tiñen su puesta de sol , que se ve allá tan lejos y está aquí tan cerca. No habría espectáculo si no saliera.

(Este microrrelato fue publicado en el diario El Comercio "El verano de tu vida" 9-7 más resumido)

2 comentarios:

gaia56 dijo...

Esta bicicleta y la sombra del robusto árbol traen recuerdos de infancia segura al abrazo familar y esas puestas de sol que invocas recuerdan la paleta dorada de colores acabando el día.

berna dijo...

Castilla tiene cosas muy admirables, como los colores de su paisaje a medida que pasan las horas, me gusta tu relato, Loli