domingo, diciembre 17, 2006

Recuerdo a Federico García Lorca

fotografía tomada en su casa natal de Fuentevaqueros (Granada)

A Federico García Lorca

Federico, piel de bronce,
tenías noche en los ojos,
en la voz jazmines blancos,
en tu boca agua de arroyo.
Cuánta frescura en tu frente,
qué juventud en tus hombros,
cuánta hermosura en tus años,
en la cintura de tu alma
cuánta luna, olivo y olmo.
Ay! Romancero gitano,
lamento en el Cante jondo,
mujeres, claveles negros,
drama y pasión en teatro.
Se quebró el junco en la orilla
bajo el manto de los vientos,
tu memoria es huella y polvo,
polvo que han enterrado
como si hubieras muerto
.

5 comentarios:

las alas del ostrero dijo...

Loli, es buenísimo. El final, como debe ser: estupendo, impactante.

besos

las alas del ostrero dijo...

Fer dice que le gusta mucho la foto, el contraste del busto con el verde de las hojas.... también le he leído tu poema.

Mariadolcas dijo...

Me alegra que me des tu opinión y también la de Fer, pues me parece muy importante la suya, de todas maneras te consultaré un verso que tengo en duda. Gracias, chata

Anónimo dijo...

"como si hubieras muerto..."
Tomo nota del recurso querida.
"En tu boca agua de arroyo.Cuanta frescura en tu frente.."se puede oler el rocío...

el león de judá dijo...

Muy bonito. Tan fresco como el agua,tan ligero como el viento. Es un recuerdo precioso de la gracia y la pasión del poeta. Sigue, que yo voy detrás.