lunes, enero 29, 2007

Ruta Litoral- Este



Poema de los dones ( Los momentos que me dan alegría de vivir)

Me gusta cualquier película de Autrey Hepburn en la tarde sin tiempo
de un domingo de invierno.
Me gusta el ratito que me quedo en la cama
después de sonar el despertador
desperezando músculos y sueños,
construyendo proyectos en la almohada.
Me gustan los paseos por la orilla del mar
hundiendo mis pies en el agua.
Me gustan los lunes de lluvia
que no tengo que salir de casa.
Me gusta tocar la piel del día
cuando me levanto, desde la terraza.
Me gusta un desayuno sosegado
con zumo de naranja, café con leche
y tostadas con mermelada.
Me gusta que una mirada sincera me sonría
porque me da confianza.
Me gusta el olor y la brisa del mar
que me llega caminando
por los acantilados y la playa.
Me gusta perderme con mi bicicleta “orbea”
por caminos entre encinas,
en los pueblos llanos de Salamanca.
Me gusta a la sombra de los sauces
y en la hora de la siesta
la lectura sosegada.
Me gusta recuperar y recordar
el olor a la empanada que hacía mi madre
para pasar en familia un día de campo,
el olor a las lilas que nos cortaba mi padre
para llevarlas a la Virgen en el mes de mayo
y el olor de los lapiceros de madera
que no quería dejar a nadie para no gastarlos.
Estos dones dan soporte
a las columnas de mis días y mis años,
son pivotes de hormigón que me apuntalan,
son los andamios de mi alma.

(La fotografía permite ver la inmensidad del Cantábrico desde la ruta del Litoral- Este de Gijón, recientemente abierta para disfrute de caminantes, fotógrafos, amantes de la belleza y la bravura del paisaje, como si te asomaras a la barandilla de la libertad, sencillamente espléndida)

7 comentarios:

las alas del ostrero dijo...

Me he reflejado en ese desperezar sueños y construir proyectos en la almohada, en ese zumo tranquilo, en ese tocar la piel del día desde la ventana... y ese olor a lilas recien cortadas ¡uf! ese maravilloso olor a lilas...

besos preciosa

ana martinez dijo...

Todo, todo, todo eso mismo me gusta a mí. Excepto una cosa que no puedo hacer. Aquí, entre tu y yo, sin que nadie más se entere, no sé andar en bicicleta...
En fin, por lo demás, totalmente identificada.

Abrazo

victor alvarez dijo...

A mi me gusta desayunar sólo,estando sólo en la hora del desayuno,todo es paradisiaco,el microondas es copacabana,la cafetera Hawai,el que nadie te entorpezca el camino hacia el cajon de las tazas....no tiene priecio.

Anónimo dijo...

Cada cosa nueva que leo tuya, más "flipo" Loli. Esto es un derroche de ternura, realidad, frescura, sentimiento.... No puedo expresar todo lo que he sentido al leerlo. Sigue escribiendo cosas así. Besos. La novata

La cola (con perdón) del león dijo...

... y tantas cosas que a fuerza de ser cotidianas no nos fijamos en ellas. Pero ahí están para reclamar nuestra atención, su belleza olvidada. Esos..., los momentos que dan sentido a la vida, los que no les importa a nadie, salvo a ti, a mi. El pequeño detalle, el mas pequeño, el insignificante. La piedra en el camino. Esa, como la copla, la que no tiene nombre, la que a nadie interesa.
Sigue recordando, que yo te acompaño. Siempre lo hago.

Mariadolcas dijo...

Gracias a Alas del ostrero, Ana,Victor, Paqui por manifestar que os identificáis conmigo en muchas cosas lindas. Y a ti, cola de león, qué te voy a decir,primero que no eres cola de león, porque eres León íntegro y segundo que no tienes que pedir perdón de nada. Sé que ves la belleza agazapada en cada brizna de hierba.¡¡Es tan bonito descubrirla!! Muy satisfecha de que me acompañes en recordar...

gaia56 dijo...

Me gustan tu poema de los dones. Me gustan tus me gustan.
¡que íntimo poema! ¡que importante es hacer balance de todas las cosas importantes que tenemos! Enhorabuena Loli.