viernes, enero 23, 2009

Nuevos horizontes de esperanza


Comienza la era Obama


Los ojos del mundo están puestos en Barack Obama. Con sus ideales de respeto a los Derechos Humanos, sus valores de responsabilidad, confianza y unidad, su llamamiento al esfuerzo colectivo por el bien del país y de la humanidad "hemos elegido la esperanza sobre el miedo", abre nuevos horizontes de esperanza.

En su discurso de juramento como 44 Presidente de los Estados Unidos recordó las ideas fundamentales y esenciales sobre las que se fundó el país "todos somos iguales, todos somos libres y todos merecemos la oportunidad de lograr nuestra medida de felicidad".

Me cae bien, conecta con la gente, da confianza, es creíble, conciliador, tranquiliza, ilusiona. Tiene planta de campeón y hasta sonríe bonito, con sonrisa franca y cinematográfica. Se ha ganado la simpatía de los que no le votaron y el apoyo de sus adversarios.

Es un cambio seguro en los destinos del mundo.

Pero el cambio que verdaderamente conmueve las entrañas del mundo y golpea las emociones de los pueblos es el sueño americano que accede al poder, simbolizado en el hecho de que él toma posesión como presidente en una ciudad donde hace (tan sólo) 60 años no se habría admitido a su padre en un restaurante.

Le deseo lo que dice Antonio Gamoneda: conseguir que el mundo sea algo de lo que no tengamos que avergonzarnos.

Mucha suerte y muchos aciertos, Presidente.

1 comentario:

las alas del alcaudón dijo...

Sonríe bonito... cierto. Como tú.

Besos. Nos vemos pronto.