martes, febrero 07, 2006

Aislada por la nieve

La nieve

Un escalofrío estremece mi nuca,
La nieve cae casi cansada,
Casi ropa colgada.

Tan cansada que casi no se posa,
Sólo pisa de puntillas
Los tejados y las tapias.
Copo a copo el silencio
Se amontona, se instala,
Borra los caminos de la aldea,
su caída en espiral
El viento la peina.

Rodeada de picos y montañas
¡Ay! No podré volver a casa.

Tras la ventana de mi escuela
El frío aprieta mi mano,
La noche se filtra por las puertas,
La nieve tirita en el campo.

Rodeada de picos y montañas
¡Ay! No podré volver a casa
.

3 comentarios:

El maullido del león dijo...

Además de frio, la nive trae belleza a los campos, esperanza de año de bienes y renovación, risas y juegos para los mas jóvenes, oscuros temores para los mas viejos. No deja a nadie indiferente.

Mariadolcas dijo...

Me gusta que el Rugido del león no sea indiferente a nada y te asomes con tanta atención y sensibilidad a esta ventana. Un beso

El rugido del león dijo...

Gracias las que tu tienes, guapa...